was successfully added to your cart.
Nuevas TecnologíasOpinión

Smartphones: Un futuro tecnológico y social que cabalga inexorable hacia nosotros…

El Hipertexto y los procesadores tipo ARM son dos ejemplos claros de cómo se pueden rescatar conceptos y tecnologías creadas hace décadas para su reutilización en soportes móviles de última generación. Algo que deja claro en este caso y en muchos otros, que “última generación” no es más que la capacidad de integrar lo ya conocido bajo nuevos criterios de utilización y explotación.
Una vez más, cuando se habla a nivel tecnológico, nunca se puede decir que una tecnología está muerta o desfasada, ya que depende del criterio de desarrolladores y fabricantes para dilucidar nuevas aplicaciones sobre tecnologías que nacieron para un uso muy diferente al aplicado actualmente, o que por motivos industriales quedaron en un desuso temporal.
El Hipermedia está más vivo que nunca: hace ya mucho que llegó para quedarse y ofrecer soluciones para una humanidad que necesita, más que nunca, del ingenio de unos pocos para (qué menos) “La Tierra”, todo, siga rodando o girando. 😉

Cuando hablamos de Nuevas Tecnologías, se hace referencia intrínseca al uso de los últimos desarrollos tecnológicos y sus diferentes aplicaciones para el empleo en muy diferentes áreas de actuación tecnológica como son: la informática, el tratamiento de la imagen, el sonido y las telecomunicaciones.

Un ejemplo claro de todo esto es el desarrollo de páginas Web mediante HTML 4.01, (descendiente directo de SGML, igual que otros leguajes como PostScript, RTF, etc.) o en su versión adaptada a XML (llamada XHTML) y la más reciente versión, llamada HTML 5.

hipertexto-hipermedia

Tras la llegada de Macromedia Flash 1.0 (Originalmente creado por FutureWave Software bajo el nombre de FutureSplash Animator), todo el mundo empezó a discernir e imaginar una futura Web en la que HTML quedaría relegada a un uso residual, llegando al borde de su extinción en pocos años.
El tiempo, ése que todo el mundo dice que deja a cada cual en su sitio, otorgó si cabe un lugar más preferente a HTML y al Hipertexto, para que comandaran y prepararan la auténtica base de la revolución tecnológica que estamos viviendo hoy en día. Blogosfera, redes sociales o soportes móviles, son inconcebibles a día de hoy sin tener en cuenta al dichoso Hipertexto.
Flash tampoco ha muerto, todo lo contrario: está más vivo que nunca, y con el apoyo de Adobe, encontró su nicho de actuación en la “dimensión multimedia” de este hiperespacio que es Internet.

Otro caso homólogo parece ahora deslumbrarse con un nuevo horizonte a nivel microprocesadores basados en la arquitectura RISC.
Empresas y fabricantes de soportes móviles de última y no tan última generación, incluyendo calculadoras y un sin fin de dispositivos que utilizan procesadores ARM desde hace mucho, están viendo cómo el concepto de procesador ARM está tomando cartas en el asunto y ya se habla de la arquitectura RISC como la tendencia de futuro a la hora de desarrollar nanoprocesadores ARM para ordenadores de sobremesa y portátiles.

Web

Una de las empresas que siempre apostó por la arquitectura RISC para diseñar los procesadores que montaban sus máquinas, alardeaban de ello (y bien contentos que tenían a sus usuarios) era la archiconocida Apple: primero con PowerPC, y ahora con los A5 que montan en sus soportes móviles y que parece empezarán a montar en un futuro no muy lejano en las nuevas máquinas que saquen al mercado, bajo un horizonte que se torna integrador, en el que iOS y OS X serán un único sistema operativo.

¿Significa esto que x86 está muerto?
Sinceramente no lo creo, ya que hay una empresa que desarrolla su sistema operativo bajo esta arquitectura, y da la casualidad que se llama Microsoft, la cual conjuntamente con Intel y AMD, se reparten la gran parte del pastel en lo que se refiere a ordenadores de sobremesa y portátiles. Simplemente tendrán en cuenta a ARM como una opción más dentro del soporte que ya ofrecen para los diferentes nanoprocesadores que se comercializan actualmente.

Por otro lado, en un nivel corporativo y estratégico, las empresas que más están apostando por las tecnologías de la información y la comunicación (o más bien, por decirlo de otra forma, las corporaciones que mueven el cotarro) están refundando asociaciones, realizando nuevas adquisiciones de empresas y generando un esbozo del futuro que pronto veremos con nuestros propios ojos, e incluso un futuro que por pura temporalidad se escapa a nuestro alcance vital.

Cambios, cambios y más cambios, seguido de una ración contundente de evolución, algo que en estos tiempos que corren es prioritario y que huele a lo que todo ser vivo o inerte ha realizado y seguirá realizando: el Leitmotiv Darwiniano ya archiconocido de adaptarse o morir, donde “monopolio” es un concepto retrógrado inoperante, en el que siempre prevalece el más fuerte y adaptable. 🙂

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso Utilizamos cookies