was successfully added to your cart.
OpiniónpixCode

HTML5, destruyendo tópicos SEO

HTML5 es el estándar sobre el que se desarrollarán en Internet la gran mayoría de los futuros proyectos Web y quién sabe si también será adoptado de forma nativa en el desarrollo de aplicaciones para soportes móviles… Su implantación por parte de los desarrolladores va a buen ritmo y no son pocos los sitios Web que ya lo utilizan, incluyendo los Framework de desarrollo de aplicaciones para Smartphone como, por ejemplo, PhoneGap – HTML5 app platform.Las expectativas y comentarios que se pueden leer en Blog y redes sociales, dan aliento a un futuro prometedor en pos de una codificación más simple y eficiente… Mientras que a día de hoy, HTML5 no deja de ser un futuro estándar en modo experimental con fecha provisional de finalización para 2014.

¿Debemos entonces empezar a usarlo ya, mientras sale la versión definitiva?
¿Ayuda HTML5 al SEO de nuestra página Web?

¿Modificará sustancialmente nuestra forma de codificar HTML?

Por el momento la respuesta para estas tres preguntas es clara y simple: NO

¿Entonces, porqué utilizarlo?

Todo cambio comienza con una leve inclinación de la balanza hacia el nuevo concepto, donde los comienzos suelen parecer inocuos, poco esclarecedores y llenos de apaños. Si se cumplen estas características, entonces indudablemente huele a cambio. 😉 HTML5 cambiará la forma de estructurar y jerarquizar una página Web, mejorando la indexación de contenidos por parte de los buscadores de forma más semántica e incisiva. Esta es la idea de futuro que mejorará el SEO de nuestra página Web, pero claro, todo esto por el momento no deja de ser un concepto que madurará en los próximos años, y que por el momento no mejora el posicionamiento de nuestro sitio.

Como nota añadida, nos gustaría mencionar que no hay más secreto que el que está en la masa; dicho de otra forma: la mejor técnica SEO es siempre la redacción y presentación de unos buenos contenidos, sin dejar de lado la parte más técnica de codificación. De esta forma, tomaremos siempre como algo principal e indispensable, la preparación de unos sugerentes y suculentos platos que nos mantengan el bar lleno de satisfechos comensales. 😉

Por otro lado, más a nivel código fuente, HTML5 nos trae una serie de nuevas etiquetas para ayudarnos a estructurar los contenidos de nuestra página Web: <header><nav><article>,<section><aside> y <footer> y son las principales etiquetas que deben dar cuerpo a nuestros documentos HTML.
La idea básica de esta nueva forma de codificar páginas Web es realmente prometedora, pero desde nuestro punto de vista no queda claro por el momento la estructura ideal y estricta para conseguir optimizar al máximo un sitio Web.

Hemos consultado el código fuente de muchos sitios Web (más o menos relevantes) que ya trabajan bajo HTML5, y la verdad es que hemos encontrado pocos de ellos que realicen un uso más o menos estricto de las marcas anteriormente mencionadas. La mayoría de los sitios más relevantes que hemos estudiado, comienzan con un contenedor, seguido de otros muchos contenedores y al final algunos y (algo que nos dejó un poco fuera de juego a la hora de entender el cambio real que HTML5 ofrecía respecto a sus antecesores).

Mientras, en sitios más orientados a la Blogosfera y pequeñas Web corporativas, mostraban un uso más adecuado de la estructura básica de HTML5, pero a la vez, mostraban avisos de actualización (mediante chequeo JavaScript) en navegadores que no soportan HTML5 (Incluidos, cómo no, Internet Explorer 7 y 8).

estructura-html5

Todo esto nos llevó rápidamente a una primera conclusión (que ya nos temíamos) a favor del ineludible Cross Browser, con el que todo desarrollador Web tiene que lidiar cada día. Optimizar código fuente para diferentes navegadores sigue siendo el Talón de Aquiles de la WWW, donde cada navegador tira para su lado e interpreta HTML y CSS bajo las características del motor de renderizado Web que utilice. Sea dicho también que estas diferencias de interpretación del código fuente entre navegadores, cada vez son más pequeñas (excepto si hablamos de Internet Explorer).

Está claro que no estamos descubriendo nada nuevo, pero sinceramente, teníamos en mente un nuevo lenguaje llamado HTML5 más estricto en lo que se refiere al uso de las principales etiquetas que deben componer una página Web, de forma que sea ineludible trabajar bajo una única filosofía de estructurado de contenidos, evitando en todo lo posible la utilización repetitiva de la etiqueta <div>, la cual para nosotros “echa ya tanto peste” como la antigua súper utilizada <table>:-(

En pixCode ya tomamos nuestra propia decisión a la hora de utilizar HTML5 en futuros proyectos. Menos en casos muy especiales, HTML5 será nuestro estándar de desarrollo para proyectos Web, teniendo muy en cuenta todo lo comentado anteriormente y con la idea añadida de que con el tiempo el código fuente que generemos, más que envejecer tecnológicamente, será más útil y efectivo que a día de hoy.
Como siempre, marcaremos un mínimo de navegadores que soporten (en este caso) HTML5 y dejaremos fuera de nuestro soporte a versiones antiguas de navegadores como Firefox, Chrome, Safari, Opera y versiones 6, 7 y 8 de Internet Explorer.

Utilizar un navegador actualizado mejora la seguridad de los datos de carácter personal utilizados en transacciones comerciales y nos permite tener una mejor experiencia de usuario. Así que ¿porqué mantener vivos navegadores obsoletos? :-)

Para más información:

· http://dev.w3.org/html5/spec/Overview.html
· https://mozillademos.org/demos/dashboard/demo.html
· http://www.w3schools.com/html5/default.asp

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso Utilizamos cookies