was successfully added to your cart.
Arte urbanopixCodeReportajes

Comunicar, embellecer, divulgar: breve historia del arte urbano

Si interpretas la ironía de fondo que hay en estas fotografías vintage retocadas, quizás te des cuenta de que cartelismo y arte urbano están más relacionados de lo que parece: ambos trabajan desde la economía de medios para, adueñándose de cuantas más superficies urbanas mejor, llamar la atención del paseante, comunicarle un mensaje y embellecer la ciudad (esto último es, cada vez más, una apreciación subjetiva que comparten creador, público e instituciones).

Cartel de A. M. Cassandre

Cartel de A. M. Cassandre

Traigo este ejemplo con toda la intención porque, como quien dice, el arte urbano nació de la mano del cartel publicitario desde que a inicios del Siglo XX las calles de París se llenaran de affiches comerciales diseñados por (entre otros) “Los Cuatro Mosqueteros” (A.M. Cassandre, Charles Loupot, Jean Carlu y Paul Colin), quienes con su trabajo fueron pioneros no sólo del cartelismo y del arte urbano, sino también del diseño gráfico moderno, investigando, desarrollando e innovando con las posibilidades que la litografía, la serigrafía, la fotografía o el fotomontaje aportaban en ese momento de grandes transformaciones.

Cartel para la exposición "Warhol & Basquiat: Paintings" (Galería Tony Shafrazi. NYC, 1985)

Cartel para la exposición “Warhol & Basquiat: Paintings” (Galería Tony Shafrazi. NYC, 1985)

Sin embargo, que cartelismo y arte urbano naciesen al mismo tiempo no quiere decir que sean lo mismo, ya que mientras que un cartel no es más que un medio para un fin (no siempre comercial: un póster es una obra gráfica puramente artística), el arte urbano es una subcultura que, como tal, nació en los años 70 del siglo pasado y que en general (y con la excepción de quienes trascienden al star system), suele llevar mal eso de poner sus artes subversivas al servicio de ideologías dominantes o de grandes corporaciones (caso de IBM o de Sony), lo cual no quita que, desde su nacimiento, no haya dejado de ir afianzando cada vez más una posición dominante.

"La Haine" Mathieu Kassovitz, 1995

“La Haine” Mathieu Kassovitz, 1995

Porque, a día de hoy, el arte urbano (tradicionalmente visto como una práctica menor de las Artes, a excepción de unos pocos visionarios) es cada vez más apreciado por la gente corriente y las instituciones de muchas ciudades, que empiezan a conservar, promover (y hasta catalogar) la obra urbana presente en sus calles, ya sean graffitis, murales, pósters, pegatinas o instalaciones artísticas. ¿Por qué? No sólo por la (institucionalmente) tentadora gentrificación, sino gracias al espíritu de divulgación y apertura sembrado por obras como Paris Tonkar, libro pionero en difundir y explicar qué es el graffiti desde el propio graffiti y que en el momento de su publicación (1991) mostró una cultura indómita a toda una generación que, con su trabajo y el paso a la madurez, ha ido consolidando una filosofía de creación y de vida que gracias a su natural instinto emprendedor, está copando lentamente (y siempre desde la calle) nuevas esferas como los negocios, la publicidad, los videojuegos o el mundo del arte.

Enlaces que no te debes perder:
– El espectáculo está en la calle. El cartel moderno francés (catálogo de exposición, muy recomendable)
– Paris Tonkar – Fanzine Online

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso Utilizamos cookies