was successfully added to your cart.

Para comercializar productos y divulgar servicios en Internet no basta con la simple combinación de logotipo + página Web. Hacer un estudio de mercado sobre el potencial real del proyecto, comprender las necesidades del cliente y ofrecer soluciones a medida para cada caso… Podría ser una fórmula mucho más aproximada a la realidad y objetividad que requiere todo proyecto de comercio electrónico.

¿Qué es mejor: buscar o que te busquen?
Hay multitud de redes/medios Online que conectan profesionales con empresas, de forma muy dinámica y funcional. Pero en muchos de los casos en que se llega a un primer contacto, ambas partes suelen carecer de la objetividad necesaria para definir qué necesidades reales tiene el proyecto, sin centrarse de inicio sólo en presupuestos.

En pixCode, independientemente de quién contactó a quién, siempre buscamos las necesidades objetivas antes que el precio: creemos en la consultoría estratégica por encima de las tarifas cerradas.

Una buena consultoría estratégica empieza siempre identificando si un cliente nos interesa
Saber si podemos apostar o no por un cliente puede ser algo muy relativo (y de hecho lo es). Es prioritario comenzar valorando el potencial de la marca o empresa con la que queremos entablar una colaboración.

Medir el factor de compromiso y proyección que muestra el empresario hacia su proyecto y ver la receptividad que tiene a nuevas propuestas de negocio suelen ser dos puntos muy a tener en cuenta para dilucidar si nos interesa.

También hay que contar con que la simple predisposición de su parte no es sinónimo de buen negocio. Para plantear opciones y mejoras objetivas, hay que estudiar bien cada caso e incluso saber decir no: más de una vez nos encontramos con empresas o proyectos con potencial que, sinceramente, hay que dejar correr por no tener una mínima base que permita apostar por ellos.

Eso sí, tampoco hay que tirar la toalla a las primeras de cambio, ya que muchas veces a nuestra estrategia hay que sumarle la madre de todas las ciencias: la paciencia. 😉

infografia-diseñar-es-estrategia

Sólo si vemos que se nos plantea una idea de negocio medianamente clara y acompañada de un presupuesto correcto para su realización, seguiremos apostando por el cliente, orientándole en sus dudas, definiendo los objetivos a cumplir y estableciendo un calendario para el desarrollo del trabajo, en el que evitaremos comprometernos a hacer cualquier cosa que se nos plantee, más aún si se sale del plan a ejecutar: cada proyecto tiene su complejidad, sus fases de desarrollo y un justo precio en consecuencia.

¿Por qué tener tanto cuidado en meditar siempre nuestros pasos y respuestas al cliente? Muy fácil: por la importancia y esfuerzo que conlleva madurar una estrategia para un proyecto de comercio electrónico, esté basado o no en un modelo de negocio tradicional.

En resumen, toda estrategia publicitaria empieza en nosotros mismos, decidiendo apostar por empresarios con ideas de negocio claras y presupuestos decentes… Para poder acabar en el desarrollo de proyectos que no sólo ofrezcan resultados, sino soluciones de continuidad: ayudar a un empresario a sacar a la palestra su negocio será sólo la primera de muchas otras batallas (como campañas publicitarias, la renovación de catálogos de productos cada temporada, el optimizar una Web o Tienda Virtual según métricas de resultados… Y mil cosas más, como podréis imaginar).

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso Utilizamos cookies