was successfully added to your cart.

Para realizar trabajos sobresalientes, lo principal es captar las necesidades y potencialidades que definen a cada cliente, sobre todo aquellas que hasta ellos mismos desconocen.

Para lograrlo hay que ponerse en su lugar, sabiendo escuchar… Pero también haciéndote valorar. De nada sirve que acudan a ti si no mantienes (con humildad y criterio) tu posición de consultor y profesional: de los dos, tú eres el que tiene la ciencia y la experiencia para aportar soluciones. Y para ello, no basta sólo con escuchar.

Durante y después de cada reunión, debes sobrevolar todos los planos (el del cliente, el del público al que se quiere dirigir, y el tuyo propio) para poder tener una visión global del caso en estudio. Sólo así llegarás a conclusiones seguras sobre las necesidades reales que cada proyecto plantea.

diseñar-es-comunicacion

Hacer bien esta labor de psicólogo, director y estratega lleva a las dos partes a la involucración y dominio que el caso necesita para culminar en un trabajo que, además de vender, cuente historias que conecten con la gente: es lo que todo el mundo desea, algo que el cliente no sabe que quiere (pero necesita) y que tú debes saber hacer siempre posible, proyecto tras proyecto.

Si eres diseñador, nunca olvides esto: la comunicación es el primer requisito de cualquier desarrollo publicitario y tu mejor arma para llevarlo a cabo. Si sabes hacerla valer, el empresario tendrá lo que necesita y te verá como uno de sus colaboradores más importantes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso Utilizamos cookies